Una semana de trabajo y ocio en Montserrat, Barcelona

¡Me encanta viajar! ¡Y la traducción como autónomo es ideal! No solamente estamos libres de jefes y horarios, sino que además podemos traducir donde queramos, siempre que el presupuesto nos lo permita, claro. Un cambio de aires de vez en cuando, o con mucha frecuencia, puede ser muy beneficioso para la salud, tanto física como psíquica. Puede proporcionar la ocasión de conocer nuevos paisajes, gente diferente, culturas diversas, de estar en contacto con la naturaleza, de caminar, visitar, ver, experimentar…

Pensaréis que todo esto es mejor hacerlo muy pero que muy lejos del ordenador, dedicarle todo el tiempo; pero también se pueden combinar las dos cosas, viaje y trabajo, todo depende de cómo se organice y de las horas que se tengan que dedicar a traducir. Seis horas de trabajo al día nos dejan mucho tiempo libre para conocer el lugar y esas seis horas podemos elegirlas: ¿de seis a doce de la mañana?, ¿de siete a una de la tarde-noche?

Propongo un viaje sencillo y muy barato a un lugar increíble, la abadía de Montserrat, cerca del pueblo de Monistrol, en la provincia de Barcelona.  El lugar es espectacular de verdad, además de tranquilo. ¡Contacto con la naturaleza asegurado! ¡Y no hace falta ser creyente!

El recinto de la abadía dispone de un hotel y un conjunto de apartamentos o celdas. Los apartamentos son sencillos, pero están bien equipados: buena calefacción en invierno, cocina con horno, microondas, nevera, vajilla, cubiertos, etc., cuarto de baño con ducha, mesa de trabajo grande, televisión, teléfono, todo por unos 18 euros al día para una persona en temporada baja y unos 32 euros en temporada alta. Si además te haces con el carnet de Amics de Montserrat, que es gratis, te hacen un descuento del 25%. Hay apartamentos para una, dos, tres o cuatro personas, con precios diferentes. Además, el hotel dispone de wifi gratuito, lo cual nos viene muy bien si no disponemos de un sistema propio de conexión a Internet.

¿Qué se puede hacer allí, además de trabajar? A decir verdad, no es un lugar para amantes del jolgorio, sino de la tranquilidad y de las caminatas por los múltiples caminos que conducen a vistas espectaculares. Existen varios funiculares que te libran de la parte más pendiente del camino. El recinto dispone de un restaurante tipo autoservicio, una tienda para turistas con algo de comida, museos de arte, una librería, una biblioteca pública y otra del monasterio, a la que se puede acceder con cita previa, y un servicio de información.

¿Cómo se llega? Además del coche particular, que hay que dejar en un aparcamiento de pago o abajo, en el pueblo, se puede llegar en autobús desde Barcelona (estación de Sans) o en tren, también desde Barcelona. El bus llega hasta el aparcamiento de la parte baja del recinto, a cinco minutos a pie de la abadía, el tren (Ferrocarrils de la Generalitat) te deja en la estación de Monistrol, donde enlaza con un tren cremallera que, en un cuarto de hora, llega hasta arriba.

Claro que esta propuesta sólo gustará a los traductores amantes de la tranquilidad. Aunque ¿quién no necesita unos días de tranquilidad de vez en cuando?

Un buen libro para traducir sería el complemento perfecto, sobre todo si nos lo pagan bien, pero eso es otro cantar…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Una semana de trabajo y ocio en Montserrat, Barcelona

  1. Pingback: Buenos propósitos de una traductora para el nuevo año | Traducción médica, técnica y literaria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s