Estrategias para encontrar un buen traductor

A veces, por no decir siempre, las editoriales, agencias de traducción o clientes de todo tipo tienen dificultades para encontrar un buen traductor que se ajuste a sus necesidades. Poner un anuncio en el periódico, como se hacía antes, ya no funciona, porque pocos traductores buscan trabajo allí. ¿Qué hacer entonces? ¡Algunas ideas!

Si se trata de una editorial que busca un traductor para traducir una obra literaria (novela, cuento, poesía, teatro o un ensayo), lo ideal es que se dirija a la página web de la ACEtt (Sección Autónoma de Traductores de Libros de la Asociación Colegial de Escritores de España). Allí encontrará, a la izquierda, el apartado «Buscar un traductor», podrá seleccionar las lenguas de partida y de llegada, la especialidad, etc. Obtendrá una lista de traductores que da acceso a su ficha y, con un poco de suerte, incluso a su currículo. Podrá ver qué autores ha traducido, qué otros servicios ofrece y sus datos de contacto. ACEtt cuenta entre sus socios con los mejores traductores literarios del país y también de otros países, entre ellos algún que otro Premio Nacional de Traducción.

Si lo que se necesita es un traductor médico o científico, lo ideal es recurrir a la página web de Tremédica (Asociación Internacional de Traductores y Redactores de Medicina y Ciencias Afines), que también cuenta con un apartado, a la derecha, para la búsqueda: «¿Necesita un traductor médico especializado?»). Esta asociación también cuenta con destacados especialistas en el campo de la traducción de textos médicos de todo tipo, así como de otras disciplinas, como psiquiatría, veterinaria, biología, química, etc., y de la misma manera se puede acotar la búsqueda según las lenguas y las especialidades.

Si se trata de una agencia de traducción, una empresa o un cliente particular que busca un traductor técnico o general, se puede recurrir a algunas asociaciones de traductores que disponen de un sistema de búsqueda entre sus socios. Entre ellas, podemos citar APTIC (Asociació Professional de Traductors i Interprets de Catalunya) que, a pesar de su nombre, tiene entre sus socios traductores de todas las lenguas, o casi. Otra asociación interesantes es ASETRAD (Asociación Española de Traductores, Correctores e Intérpretes). Ambas cuentan también con un sistema de búsqueda en sus páginas web.

Otra opción es ponerse en contacto con la secretaría de estas asociaciones para solicitar el traductor o el intérprete que se necesita; ellas se ocuparán de poner el anuncio en sus listas de distribución, con el consiguiente riesgo de recibir un montón de mensajes de traductores interesados, sobre todo si la lengua del texto es el inglés.

La última opción que quiero comentar es la de poner un anuncio en uno de los múltiples portales de Internet que se ocupan de ofrecer empleos, algunas de ellas especializadas en traducción, como ProZ o Translators Café. Esta opción resulta eficaz si se quiere seleccionar a un traductor entre muchos, pero también se corre el riesgo de recibir un alud de mensajes con currículo.

¡Vaya, queda otra opción! ¡Las redes sociales! A través de Linkedin, una red social profesional, Ediciona u otras redes menos especializadas, se pueden encontrar profesionales de la traducción que tienen allí sus perfiles y contactar con ellos. También permiten acceder a sus blogs y, a través de ellos, hacerse una idea de sus intereses, conocimientos y forma de redactar.

¡Ánimo, que el mundo está lleno de buenos traductores!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vida cotidiana y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s