Nociones básicas para iniciarse en Trados Studio 2009

Me estoy dando cuenta de que el paso de las versiones anteriores de Trados al nuevo Trados Studio 2009 representa un problema para algunos traductores o gestores de proyectos. El motivo es que se trata de un cambio importante, no de una simple actualización con unos añadidos fácilmente asimilables. Con las versiones 2007 y anteriores, se trabajaba a partir de un documento de Word, al que se añadía la barra de Trados. Con la última versión, se trabaja a partir del programa de Trados, todo un concepto nuevo, aunque similar a SDLX, Déjà-vu y otros. Me propongo dar unas nociones básicas para iniciarse en esta nueva versión, que puedan ser útiles para salir del paso en caso de «emergencia». No es un programa difícil en sus funciones básicas, aunque se puede complicar para usos avanzados.

Supongamos que tenemos un documento de Word para traducir del francés al español (es un ejemplo, puede tratarse de otro formato o de otras lenguas, claro). ¿Qué hacemos primero? Pues abrir el programa Trados. Esto es lo que veremos:

Podemos hacer tres cosas: abrir documento, nuevo proyecto o abrir paquete. Vamos a dejar de lado el paquete, que tiene interés cuando el gestor de proyectos nos manda la traducción en un «paquete» que ha generado. De las dos opciones que quedan, es recomendable utilizar la segunda, «nuevo proyecto», porque de esta manera el programa crea una carpeta en la que ordena todos los archivos que se van produciendo y todo queda más ordenadito. Así que le damos a «nuevo proyecto»:

Queremos crear un proyecto basado en una plantilla de proyecto y el programa nos da 3 opciones, una por defecto, otra llamada SDLX y otra llamada Trados. Se refiere a la configuración de los atajos de teclado y otras funciones del teclado. En el primer caso, vienen predeterminados; en el segundo, son los del programa SDLX y en el tercero los de Trados. Si estábamos acostumbrados a las funciones de teclado de Trados, lo ideal es optar por esta forma, para facilitarnos la vida, porque la cosa cambia mucho. Por ejemplo, la maravillosa tecla F3, que permite seleccionar una palabra en lengua original y ver las diferentes traducciones que ofrecen las memorias, en SDLX es F7. Para validar un segmento, con Trados hay que pulgar Control+Enter, mientras que con SDLX basta con Enter. Una vez elegida la opción deseada, le damos a «siguiente»:

En esta pantalla, podemos ponerle un nombre a la carpeta del proyecto y decirle al programa dónde queremos que la coloque, dándole a «Examinar» y buscando en nuestro ordenador el lugar adecuado. Ese lugar tiene que ser una carpeta nueva, vacía, que habremos creado previamente. Por defecto, el programa colocará la carpeta del proyecto en una carpeta llamada SDL Trados Studio, que ha creado en Mis documentos. Podemos hacer otras cosas, pero no son imprescindibles, así que me las salto. Pasamos a la «siguiente» pantalla:

Aquí, simplemente seleccionamos la lengua de origen y la de destino. ¡Fácil! Le damos a «siguiente»:

En esta pantalla, vamos a ir a buscar el o los documentos que queremos traducir para constituir el proyecto. Como lo que tenemos que traducir es un documento de Word, le damos a «agregar archivos» y buscamos en nuestro ordenador el documento en cuestión. El programa lo incluirá en la lista. Si tuviéramos que traducir más de un documento, los vamos agregando todos uno a uno. Vamos a «siguiente»:

Aquí, lo que vamos a hacer es incluir una o más memorias de traducción ya creadas o crear una nueva, o varias. En el primer caso, pulsamos «agregar» y buscamos la memoria en nuestro ordenador. En el segundo caso, le damos a «crear», «nueva memoria de traducción basada en archivos»; nos sale una pantalla, en la que ponemos un nombre a la memoria nueva, seleccionamos el lugar donde queremos guardarla y comprobamos que las lenguas de origen y destino sean correctas.

Ya podemos darle a «finalizar», aunque hay otras opciones, pero podemos prescindir de ellas. El programa creará la memoria en un momento. Le damos a «cerrar» y luego a «siguiente». Si todo ha funcionado bien, el programa creará toda una serie de archivos y nos presentará esta pantalla:

Le damos a «cerrar». ¡Parece que ha desaparecido todo! Bueno, por suerte sólo lo parece… El proyecto está creado, sólo hay que ir a la parte inferior izquierda de la pantalla y pulsar «Proyectos». Ahí encontraremos el proyecto creado. Hacemos doble clic en su nombre para que se ponga en negrita y volvemos a la parte inferior izquierda de la pantalla, a «Archivos». Nos aparecen el o los archivos del proyecto seleccionado. Hacemos doble clic encima para empezar a traducir:

La pantalla ha quedado dividida en dos, a la izquierda, el texto en la lengua original y, a la derecha, el espacio para traducir o el mismo texto sin traducir, que podemos sobrescribir para aprovechar algunas palabras invariables, números, etc. Ha llegado el momento de hacer la traducción. Al validar cada segmento, aparecerá un lápiz verde con el signo de validado encima y se actualizará automáticamente la o las memorias que estén abiertas y configuradas para que se actualicen. En la parte inferior derecha, nos irá apareciendo el porcentaje del texto que hemos traducido y el que nos queda.

Una vez hecha la traducción, nos vamos a «Archivo» (parte superior izquierda de la pantalla) y «Guardar destino como», para transformarla en un archivo de Word o del formato del original. ¡Y listo!

En líneas muy generales, esto es lo básico. El programa ofrece muchas posibilidades de configuración, que se pueden ir investigando en «Proyecto» (parte superior de la pantalla), «Configuración del proyecto». Aquí podemos ir configurando el programa de la manera que más nos guste.

Es interesante la pestaña «Ver», de la barra superior, en la que la opción «Restablecer diseño de la ventana» nos sacará de más de un apuro, cuando no consigamos que aparezcan las correspondencias, por ejemplo, después de un rato de trastear. También en «Ver», «Mensajes» podemos ver el detalle de los mensajes que nos manda el programa, muy interesantes, por cierto: avisos de dobles espacios en el texto, de una minúscula inicial que no se corresponde con el original, de falta de punto al final en una frase, etc.

En la parte inferior izquierda, podemos ver también los informes de la traducción, así como la memoria que está abierta y que podemos modificar, si es necesario. Las cosas se pueden complicar mucho más, pero para eso mejor inscribirse en un curso…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Herramientas informáticas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Nociones básicas para iniciarse en Trados Studio 2009

  1. Américo dijo:

    Muy útil para quienes tememos “pegar el salto” hacia este programa desde versiones anteriores de Trados por no complicarnos la vida… Zenkiuverimach!

  2. Nuria Viver dijo:

    ¡La vida está para complicársela! ¿Qué gracia tiene si no? Espero haber aligerado un poco las complicaciones, aunque el programa realmente se puede complicar mucho y complicarte mucho la vida, cierto. Gracias por el comentario, Américo.

  3. Norma Luz dijo:

    Querida colega, tu blog me pareció muy interesante y muy didáctico. Pero hasta el momento no me aparece la memoria. La he creado varias veces (claro creando otros proyectos) y cuando inicio la traducción, a la hora que me viene una palabra repetida (ya traducida de antemano) simplemente parece que no hay memoria cargada. Qué será que está sucediendo? Trabajaba tan bien con el freelance 2007, pero mi PC falló y tuve que actualizar para un odenador nuevo con Windows 2007 y Office 2010. Ahora está dificil entender el Trados Studio 2009. Será que necesito un curso para crear una memoria operativa? Gracias desde ya. Norma Luz

    • Nuria Viver dijo:

      Hola Norma:
      ¿Has podido solucionar tu problema? La verdad es que Trados Studio 2009 es un programa muy completo pero difícil, sobre todo si usabas la versión anterior de Trados, muy diferente. Yo hice un curso, bueno, en realidad dos de los tres que prepara SDL. Son los cursos oficiales y los ofrecen diferentes academias, como SIC en Barcelona y Madrid. Quizá en tu ciudad alguien lo ofrece. Es muy recomendable, sobre todo porque entras en contacto con alguien al que después puedes preguntar tus dudas. Si dominas el inglés, en la página web de SDL también puedes encontrar tutoriales y respuestas a los problemas más habituales. Gracias por leerme. Espero haberte sido algo útil. Saludos y hasta otra. Nuria.

  4. Saadia dijo:

    Muchas gracias Nuria Viver, verdaderamente muy didactico tu blog, me ha ayudado mucho en dar mis primeros pinininos en la traducción con Trados.

  5. Madelin dijo:

    Mi estimada, muchas gracias por la ayuda prestada. Ha sido de gran utilidad considerando que estoy iniciando el uso de Trados (al menos no tengo que sufrir el cambio de haber estado con versiones anteriores, si no que me voy de lleno con la nueva interfaz). Gracias nuevamente y bendiciones.

    • Nuria Viver dijo:

      Me alegro mucho de que te haya resultado útil. Realmente el cambio desde las versiones anteriores es muy grande, pero creo que el programa nuevo es mejor, cuando te acostumbras.
      Un abrazo y gracias por tu comentario.

  6. Genial esta entrada. Fue de GRAN utilidad. ¡¡Muchas gracias!!

    • Nuria Viver dijo:

      Me alegro de haberte sido útil, Pablo. Ahora ya existen versiones más moderna de Trados Studio, pero se parecen bastante. El gran salto fue de Trados 2007 a Trados Studio 2009.
      Un abrazo.

  7. Maricel dijo:

    Muy útil este breve tutorial. Me gustaría saber:
    *Cómo hago para suspender una traducción y retomarla más tarde.
    *Cómo hago para usar esa memoria que se fue creando en otra traducción.

    • Nuria Viver dijo:

      Hola Maricel:
      Para suspender una traduccion, simplemente tienes que guardarla, a través del icono correspondiente que hay en la barra superior (una especie de disquete) o en Archivo -> Guardar. Cuando abras de nuevo el programa para continuar, vas a la parte inferior izquierda, a Proyectos (seleccionas el proyecto haciendo doble clic encima), luego haces doble clic en el archivo que te salga y se abrirá la traducción.
      Para usar una memoria creada antes o una memoria que te pase el cliente, simplemente tienes que seleccionarla en el momento de cargar el texto que quieres traducir; en lugar de “crear” una memoria de traducción, tienes que seleccionar “agregar” una memoria de traducción basada en archivos, buscarla en la carpeta de tu ordenador donde la tengas guardada y aceptar. Puedes agregar más de una memoria y también puedes controlar si se actualizan o no marcando los casilleros correspondientes al agregarla.
      Espero que te sea de ayuda.
      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s