Los alimentos contra el cáncer

Las cosas que se aprenden mientras se traduce pueden ser muy útiles, sobre todo si las han escrito unos científicos fiables como Richard Béliveau y Denis Gingras, dos investigadores canadienses autores de dos libros que tuve el placer de traducir en 2008 y 2010, Los alimentos contra el cáncer y Recetas con los alimentos contra el cáncer. El cáncer, ese monstruo con el que nos topamos cada vez más y del que cada día sabemos más, pero que se resiste a una solución definitiva. ¿De verdad los alimentos pueden tener alguna influencia sobre la aparición de esa tremenda enfermedad? Parece ser que sí. ¿De qué alimentos hablan estos libros, escritos en un lenguaje asequible, tipo divulgación? Vamos a verlos uno a uno.

Col y similares. Las llaman crucíferas y son verduras con efectos anticancerígenos comprobados, sobre todo contra el cáncer de vejiga y de mama, pero también pulmón, aparato digestivo (estómago, colon, recto) y próstata. Repollo, brócoli, coliflor, col de Bruselas y otras variedades tienen diferentes compuestos fitoquímicos que impiden que las sustancias cancerígenas provoquen daños en las células y las conviertan en cancerosas, entre ellos los glucosinolatos. Para maximizar sus efectos, conviene masticarlas bien y cocerlas poco, con poca agua y con rapidez, o comerlas crudas, si es posible.

Ajo y cebolla. ¡Qué más da que te huela el aliento si comerlos te protege contra el cáncer! ¡Y cocinados no huelen! El ajo contiene aliína, que se convierte en alicina cuando se rompen sus células, gracias a la acción de una enzima llamada aliinasa, también presente en el ajo. La alicina es la que tiene propiedades anticancerígenas. Ajo, cebolla, puerro, chalote, cebolleta y sus variantes pertenecen a este grupo de alimentos, que no sólo evitan que los carcinógenos afecten a las células, sino que además impiden el crecimiento de las células cancerosas. El mejor es el ajo fresco machacado.

Soja. Los productos de soja, como la leche de soja, el tofu, el tempe, el miso, la salsa de soja y las habas tostadas de soja, tienen propiedades anticancerígenas debido a las isoflavonas, que se parecen mucho a los estrógenos, por eso también reciben el nombre de fitoestrógenos. Por su forma de actuar, previenen el cáncer de mama y de próstata, pero su consumo debe iniciarse temprano, en la adolescencia o la juventud. No es conveniente que las personas que ya padecen estos tipos de cáncer tomen mucha cantidad de estos alimentos, porque una vez desarrollado el cáncer, los fitoestrógenos pueden tener un efecto negativo sobre el mismo.

Cúrcuma. Es una especia muy común en Asia, sobre todo en la India, de un color amarillo intenso. En Occidente, no estamos acostumbrados a su sabor y nos puede parecer extraño, pero las propiedades de la curcumina la hacen muy interesante para la prevención del cáncer, sobre todo si se mezcla con pimienta. Se puede añadir una cucharadita al preparar sopas, salsas, platos de pasta, etc. Es eficaz en la prevención del cáncer de estómago, colon, piel, hígado, mama y ovario, así como en la leucemia.

Té verde. Además de ser un interesante antioxidante, el té verde tiene propiedades anticancerosas, debidas a las catequinas, unas moléculas muy importantes para la planta por sus propiedades antifúngicas y antibacterianas, pero también para las personas, por sus propiedades anticancerosas. Estos efectos son más intensos sobre el cáncer de vejiga y de próstata, y pueden ser eficaces también contra los de mama y estómago, aunque esto es incierto todavía. El problema es que la cantidad de catequinas varía mucho de un té a otro, según el lugar de cultivo, el tipo de planta, la estación del año en que se recoge y la forma de procesar las hojas. El mejor es el té verde japonés.

Frutas del bosque. Frambuesas, fresas, arándanos negros y rojos, moras y otras bayas silvestres son concentrados de propiedades beneficiosas para la salud, además de contener polifenoles con potencial anticanceroso, como el ácido elágico, las antocianidinas y las proantocianidinas. Se pueden consumir secas, añadidas a los cereales del desayuno, también pueden recogerse en verano y conservarse en el congelador para el invierno, como complemento en yogures o elaboración de postres.

Alimentos ricos en ácidos grasos omega 3. Existen dos tipos de ácidos grasos esenciales, los omega 3 y los omega 6. ¿Cuál es el problema? No se trata de que los omega 6 sean los malos, sino de que nuestro tipo de alimentación favorece un desequilibrio entre ambos tipos, en el sentido de un exceso de omega 6 con respecto a los omega 3, y este desequilibrio da lugar a una mayor propensión a enfermedades cardiovasculares y cáncer. El equilibrio se consigue aumentando en la dieta los alimentos ricos en ácidos grasos omega 3, como el pescado azul (sardina, caballa, salmón, etc.), las nueces, las semillas de lino, las almendras, etc.

Tomate. El licopeno es el responsable de las propiedades anticancerígenas del tomate, sobre todo en la prevención del cáncer. Se han hecho estudios en especial con el cáncer de próstata, aunque también puede ser eficaz en otros tipos de cáncer, puesto que los mecanismos de acción son similares en los diversos tumores. Para que sus propiedades sean máximas, el tomate debe cocerse con una materia grasa, como ocurre cuando se prepara una salsa de tomate.

Cítricos. Naranjas, limones, pomelos y mandarinas, los cítricos están cargados de vitamina C, un importante antioxidante, pero también de diferentes compuestos fitoquímicos capaces de prevenir el cáncer, sobre todo los de esófago, boca, laringe, faringe y estómago, entre otros. En zumo o como fruta entera, vale la pena incluirlos en la dieta.

Vino. El resveratrol es el principal responsable de las interesantes propiedades anticancerígenas del vino tinto, y solamente del tinto. Ya conocíamos sus propiedades beneficiosas para el sistema cardiovascular, pero parece que hay más. Los estudios muestran que es eficaz para prevenir el cáncer de mama, colon y esófago, entre otros menos estudiados. Por supuesto, el consumo excesivo es perjudicial, porque el alcohol que contiene tiene efectos cancerígenos si se toma en exceso. ¡Una copa al día es una buena medida!

Chocolate. ¡Qué gran noticia! ¡El chocolate no sólo es delicioso, también previene el cáncer! El chocolate negro es eficaz para la prevención de las enfermedades cardiovasculares, pero además, los polifenoles que contiene pueden prevenir el cáncer, sobre todo el de pulmón. La recomendación es consumir 20 gramos de chocolate con un 70% de cacao al día.

Éstos son los principales alimentos de los que se habla en el primer libro, Los alimentos contra el cáncer. En el segundo, Recetas con los alimentos contra el cáncer, se añaden algunos más, como algas marinas, setas, semillas de lino, plantas aromáticas y probióticos, y además se presentan gran cantidad de recetas realizadas con estos alimentos. Vale la pena seguir las investigaciones de estos dos expertos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lecturas recomendadas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Los alimentos contra el cáncer

  1. Aitzi dijo:

    Hola Nuria:

    Me ha parecido muy interesante tu entrada. La verdad es que en nuestro trabajo podemos aprender muchísimas cosas de cualquier ámbito, y en este caso, lo podemos aplicar en nuestra vida diaria. Así que tendré en cuenta estas recomendaciones en mi dieta (siempre es mejor prevenir…).

    Un saludo,
    Aitzi

    • Hola Aitzi:
      Es lo bueno que tiene la traducción, que siempre estás aprendiendo algo. Estos investigadores canadiense siguen una línea muy interesante, creo que vale la pena estar al loro de lo que hacen.
      Por cierto, he estado leyendo tu blog y me parece muy interesante tu último artículo. En cuanto me meta en Twitter, lo paso para que los demás se enteren.
      Un abrazo y mucha suerte en tu carrera profesional.
      Nuria

  2. Muchas gracias Nuria por compartir esta interesante informacion.
    Muchas gracias pr hacer parte de mi red wn Linked In.

    Saludos desde el Canada
    Alonso Restrepo

    • Gracias por tu comentario, Alonso. La verdad es que los autores del libro son precisamente canadienses, científicos de primera línea que llevan una investigación muy pero que muy interesante sobre este tema. Richard Beliveau tiene una página web que vale la pena seguir. Gracias también por formar parte de mi red en Linkedin.
      Un abrazo.
      Nuria

  3. Consuelo dijo:

    Gracias por compartir con nosotros esta información tan valiosa para los que hemos padecido cáncer en cualquier parte de nuestro cuerpo, por eso dicen que nosotros somos lo que comemos y, si en realidad una se alimenta sanamente tendrá una vida sana, cambiare lo mas posible mis malos hábitos alimenticios comiendo sano y con conocimiento de lo que ingiero. Consuelo.

    • Nuria Viver dijo:

      Gracias por tu comentario, Consuelo, y felicidades por haber superado esta tremenda enfermedad. Vale la pena estar al día de las investigaciones sobre el tema de la alimentación y las terapias alternativas, porque se descubren cosas realmente interesantes. Si lees en francés, te recomiendo la web de Richard Béliveau: http://www.richardbeliveau.org/
      Un abrazo y muchos ánimos.

      • Gracias Nuria por compartir esta información de los alimentos que ayudan contra el cáncer, pues yo estoy investigando para poder ayudar a mi hermana, ella tiene cáncer al pulmón, que hizo metastasis en el cerebro pero esta ha ido reduciendose al tratamiento y todo lo que toma para poder lograr combatirlo, pero de que otra forma se puede ayudar ella, se que es dificil pero hay casos que han logrado salir de esto, ojala que yo consiga eso para poder ayudarla, bueno si sabes algo me podrias ayudar?,gracias.
        Rosi

  4. martha cecilia dijo:

    cuando hay antecedentes de cancer de estomago en la familia, es vital consumir mas cantidad de alimentos para prevenir la aparición del cancer?

    • Nuria Viver dijo:

      Martha, las investigaciones indican que algunos alimentos ayudan a prevenir el cáncer. Esto se ha observado sobre todo en el cáncer de mama y próstata, pero también en otros tipos de cáncer. Si además hay antecedentes en la familia, comer alimentos que lo prevengan puede ser todavía más interesante. El cáncer es una enfermedad multifactorial, es decir, en la que influyen muchos factores, como la herencia, la alimentación, las sustancias cancerígenas que ingerimos, respiramos o entran en contacto con nuestra piel y un largo etcétera. En cuantos más factores podamos influir para prevenirlo, mejor.
      Un abrazo.

  5. Nuria Viver dijo:

    Gracias por tu comentario, Rosita. Lamento la situación de tu hermana y me alegro de que vaya mejor. Desde luego hay que seguir buscando remedios, pero nunca dejar los tratamientos médicos. En el tema de los alimentos, te recomiendo que eches un vistazo a la página web del Dr. Béliveau, es muy interesante, aunque está en inglés y en francés (http://www.richardbeliveau.org/). Mucha suerte. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s