La femme aux 5 éléphants, con traductora en primer plano

Pedaleando en la bici de spinning delante de la tele, he visto por fin una película muy recomendada en listas de traducción españolas y francesas, La femme aux 5 éléphants. Me la compré en amazon.fr y me llegó en dos o tres días. Parece que se puede comprar en inglés en amazon.com. Vaya por delante que me ha gustado mucho. ¡De lo contrario no hablaría de ella, claro! Cuenta la vida de Svetlana Geier, la traductora de Dostoievski al alemán, contada por ella misma. La hizo el realizador alemán afincado en Suiza Vadim Jendreyko en 2009, con el título de Die Frau mit den 5 Elefanten y se estrenó en Francia en 2010.

Toda la película transmite reflexión, calma, suavidad, sencillez; todo lo contrario de lo que presentan ciertas películas americanas o americanófilas actuales. Una casa llena de libros, una taza de té, una máquina de escribir y un lápiz, además de un par de colaboradores para picar la traducción y leerla en voz alta es casi todo lo que necesita esta anciana de pelo perfectamente blanco y espalda muy curvada para su trabajo, además del calor de su gran familia y los ingredientes de los exquisitos platos que les prepara cuando la visitan.

Su vida no fue fácil, ni mucho menos. Nació en 1923 en Kiev y fue la hija única de una familia rusa sencilla. Su padre fue hecho prisionero como enemigo del pueblo por las fuerzas de Stalin, aunque tuvo la suerte de ser liberado y pudo vivir, muy enfermo debido a las torturas y las malas condiciones que tuvo que soportar, durante algo más de un año en libertad. Su madre la apuntó a clases de alemán y francés desde pequeña, con la idea de que saber idiomas le sería muy útil. Durante la ocupación nazi, Svetlana vivió el asesinato de su mejor amiga y muchas penalidades, pero pudo trabajar como intérprete en el Instituto Geológico de la Academia de Ciencias. Los años siguientes a la liberación son muy difíciles, pero Svetlana y su madre salen adelante. Consiguen trasladarse a Berlín en 1944.

A pesar de las dificultades, consigue realizar diferentes estudios relacionados con la lengua alemana y la literatura, se casa (se separará en 1962) y tiene dos hijos. En 1957, empieza a traducir literatura rusa al alemán y también a dar clases en la Universidad de Karlsruhe, al suroeste de Alemania. Serán las dos actividades, traductora y profesora, que realizará durante toda su vida, aunque en diferentes lugares. En 1992, la editorial Ammann le encarga la tarea de traducir las grandes obras de Dostoievski, los cinco elefantes, labor que la mantiene ocupada durante nada menos que quince años: Crimen y castigo, El idiota, Los demonios, Los hermanos Karamazov y El adolescente. En 2007, regresa a Ucrania, de donde se había marchado en 1943. Sigue traduciendo hasta su fallecimiento, en 2010, a los 87 años, un mes después de que se estrenara esta película. Además de estas cinco obras, tradujo otras novelas de Dostoievski y también a otros autores rusos, como Pushkin, Gogol, Tolstoi y muchos otros.

Para traducir, hay que levantar la nariz del texto, dice Svetlana. Hay que levantar la vista del libro y ver el texto en su conjunto, no solo las frases y las palabras. Para traducir una obra, después de su lectura previa, dicta la traducción a una amiga, que la escribe a máquina. Otro amigo se encarga de leérsela en voz alta una vez terminada y de hacerle sugerencias, para corregir el texto. Es emotivo escuchar los comentarios de la traductora cuando este amigo intenta que cambie algo que a ella no le parece que haya que cambiar «porque eso no está en el original». Su respeto por el texto original es exquisito, como debe ser.

Bueno, no quiero contaros nada más, solo que vale la pena ver esta película y deleitarse con el amor por la traducción de esta mujer luchadora.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Traducción literaria y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a La femme aux 5 éléphants, con traductora en primer plano

  1. Elena Gallo dijo:

    Lo comparto en mi Face (si no tienes inconveniente).

  2. NikiMat dijo:

    Lo tuiteo de inmediato, muchas gracias por compartir esto tan lindo y tan edificante, y ni que hablar, totalmente inspirador.

  3. Dolly dijo:

    Nuria, aquesta entrada m’ha encantat! 🙂
    Fa temps vaig veure el trailer d’aquesta pel·lícula i, des d’aleshores, que tinc moltes ganes de veure-la.
    Per fer venir encara una mica més de ganes després de llegir el teu article, aquí deixo l’enllaç del trailer:

    Merci per l’aportació! 🙂

  4. Pingback: Die Frau mit den 5 Elefanten « Déjame traducir

  5. Hola Nuria:
    Hace ya un año que escribiste esta entrada que acabo de descubrir. Estoy buscando información sobre Svetlana Geier en castellano para hacer una presentación en clase. Fue casualidad (como tantas cosas en nuestras vidas) que un día “explorando” en el canal alemán ZDF me topara con el documental sobre la mujer con los 5 elefantes (http://www.zdf.de/ZDFmediathek/beitrag/video/1813298/Die-Frau-mit-den-5-Elefanten). Me gustó tanto que pedí el libro (también por amazon.com) y lo devoré dos veces en “null komma plötzlich” (en un abrir y cerrar de ojos) 🙂
    Como para mí las clases de alemán son bastante aburridas porque soy bilingüe, mi profesora me sugirió que tradujera algo que me gustara y así lo hice. Las páginas 139 a 141 del libro original “Ein Leben zwischen den Sprachen” de Taja Gut contienen la fórmula de traducción de Svetlana Geier; esas son las páginas que traduje, mi parte favorita del libro. Es increíble, entrañable y, como tú bien dices, emotivo, cómo ésta mujer trató sus encargos y lo mucho que cuidaba y perfeccionaba la traducción respetando siempre el texto original. Otra cosa que me encantó es que compartiera sus saberes con los demás, algo que experimento con otros muchos del mundillo de la traducción desde que decidí dedicarme a ello, y por lo que doy gracias todos los días.
    Nada, seguí el impulso de darte las gracias por esta entrada tan lograda y al final hasta me enrollé. Muchas gracias Nuria, si no tienes inconveniente utilizaré tu entrada para mi presentación.

  6. Nuria Viver dijo:

    Hace un año ya, tienes razón, ¡cómo pasa el tiempo!, pero Svetlana y su arte de traducir no pasan de moda, siempre se puede aprender de ella. ¡Es un encanto de mujer!
    Por supuesto que puedes utilizar mi entrada, es un honor para mí. Me alegro de serte útil. Y te agradezco el comentario.
    Un abrazo.

  7. Ana de Malvitano dijo:

    Hace un par de días, tuve la suerte de ver este documental. Quede impactada con la vida de esta maravillosa mujer. Ahora, buscando su nombre por internet, descubro tu comentario y estoy doblemente agradecida por haberlo hecho. Gracias a vos me entero de que puede comprarse, y lo haré. Es para verla cientos de veces y disfrutarla con amigos y familiares. Quiero compartirla con mis hijos. Esta obra es digna de ser difundida. Y esa mujer admirable me dejó impactada por su cultura. Admiro a su madre que, a pesar de los acontecimientos terribles que les toco vivir, nunca bajó los brazos y la instó a cultivarse para ser alguien en la vida, y caramba que lo logro. Es un ejemplo para todos, deberían pasarla cientos de veces. Sobre todo en esta época donde los buenos modales, la cortesía, la educación están casi olvidados. Qué distinto sería este mundo si hubiese más gente como ellas. Gracias me alegraste el día.

  8. Te descubro y descubro a Svetlana gracias a mi amiga Pilar. Lo comparto en FB. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s