Dostoievki, Chaikovski y Van Gogh, tres artistas con algo en común

Leyendo la deliciosa biografía titulada Tres maestros (Balzac, Dickens, Dostoievski), de Stefan Zweig, que más bien contrapone o al menos analiza las diferencias entre los tres escritores, me he dado cuenta de que al autor le encanta Dostoiewski, como a mí. De entrada, le dedica bastante más de la mitad del libro y las descripciones de su vida y su obra son realmente emotivas. Mientras las leía, de repente se me ocurrió establecer otro tipo de relación, esta vez de similitud, entre tres artistas que adoro, de diferentes ámbitos, un escritor, Dostoievski, un compositor, Chaikovski, y un pintor, Van Gogh.

Tres artistas¿Qué tienen en común? Sus vidas no fueron fáciles, estuvieron marcadas por el drama, la penuria o el desamor, pero seguramente hay más. Lo que los une es una manera de estar en el mundo, o en sí mismos, caracterizada por un deseo intenso de profundidad, de infinito, una necesidad imperiosa de encontrar algo que ni siquiera saben lo que es, quizá el sentido de la vida, quizá la trascendencia. Buscan algo o quizá quieren saber si hay algo que buscar. Su vida está llena de dudas, contradicciones, intensidad. Y esto se refleja en sus obras, tanto en las novelas de Dostoievski como en la música de Chaikovski como en la pintura de Van Gogh. Me pregunto si todo esto se debe a las tragedias de sus vidas y me respondo que quizá sí, en parte, pero quizá lo contrario también es cierto: la búsqueda de algo infinito seguramente afecta a la propia vida e influye en ella. Lo cierto es que sus obras son suyas y sólo suyas, llevan su sello en mucha mayor medida que otras, ¡y eso llega al lector, escuchador u observador!

DostoievskiFiodor Dostoievski nació en 1821 en Moscú, en la Rusia zarista. Su infancia y juventud no fueron precisamente felices, pero pudo estudiar Ingeniería y ya se interesó por la literatura, incluso tradujo algunas obras al ruso, como Eugenie Grandet, de Balzac, para ganar algún dinero en momentos difíciles. Su vida adulta estuvo marcada por su enfermedad, la epilepsia, así como por las deudas y la prisión. Lo encerraron en Siberia con la acusación de conspirar contra el zar con una organización intelectual liberal. Fue condenado a muerte, pero se le conmutó la pena por trabajos forzados. Pudo regresar a San Petersburgo, pero las desgracias continuaron, junto con los estragos de la epilepsia. A pesar de todo, al final sus obras fueron valoradas, entre otras cosas por la profundidad de las ideas y el análisis psicológico de los personajes. Entre ellas: Recuerdos de la casa de los muertos, Memorias del subsuelo, El jugador, Crimen y castigo, El idiota, Los endemoniados, Diario de un escritor, Los hermanos Karamazov. Murió en San Petersburgo. ¡Una obra imprescindible para los traductores!

ChaikosvkiPiotr Chaikovski nació en 1840 en Votkinski, Rusia, y ya desde muy pequeño se interesó mucho por la música, para gran disgusto de sus padres, que querían que fuera funcionario. Su homosexualidad y la falta de confianza en sí mismo fueron decisivas para que su vida emocional fuera de lo más inestable, llena de crisis y depresiones. Para intentar ocultar su orientación sexual, contrajo matrimonio, pero fue un fracaso, ¡un auténtico desastre! Quizá plasmó todo lo que llevaba dentro en su música, para mí realmente impresionante. El Primer concierto para piano, las sinfonías, sobre todo la Patética (sexta), El cascanueces, El lago de los cisnes y tantas otras obras llenas de fuerza y emoción. Una excelente película muestra su vida, La pasión de vivir (The Music Lovers), dirigida por Ken Russel y protagonizada por Richard Chamberlain y Glenda Jackson. Unos dicen que murió de cólera y otros que se suicidó. ¡En cualquier caso, su música me encanta y me hace sentir viva!

Van GoghVicent van Gogh nació en 1853 en Zundert, Países Bajos. Desde pequeño, se sintió atraído por el dibujo y pronto empezó a pintar, aunque sus obras no fueron realmente reconocidas hasta después de su muerte. Su vida estuvo marcada por su enfermedad mental y su carácter fuerte y violento. Su hermano y gran amigo Theo lo sacó de mil y un apuros, sobre todo económicos, y las numerosas cartas que Vincent le enviaba, publicadas en un libro titulado Cartas a Theo, nos permiten conocer un poco su vida y sus pensamientos. Su fuerza vital y su deseo de entregarse a los demás lo llevaron a intentar estudiar Teología y actuar como misionero, pero fracasó, precisamente a causa de una entrega excesiva, y decidió dedicarse a la pintura para plasmar lo que sentía. Su trastorno mental se ha calificado de epilepsia, esquizofrenia, psicosis maníaco-depresiva, psicosis orgánica…, pero parece que la hipótesis de una psicosis es la más acorde con la realidad, a juzgar por lo que se puede deducir de lo que cuenta en las cartas a su hermano. Sus obras están llenas de color y de vida, del deseo de expresar lo inexpresable. ¡Su obra bien vale una visita al Museo Van Gogh de Ámsterdam!

Tres artistas, tres hombres que vivieron intensamente y sufrieron enormemente, tres seres que intentaron sacar al exterior parte de lo que tenían dentro, de sus inquietudes, de sus búsquedas, de sus dudas y angustias, a través de tres manifestaciones del arte: la escritura, la música y la pintura.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ocio y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Dostoievki, Chaikovski y Van Gogh, tres artistas con algo en común

  1. Pingback: Dostoievki, Chaikovski y Van Gogh, tres artistas con algo en común | Metaglossia

  2. Pingback: Latino » Blog Archive » Dostoievki, Chaikovski y Van Gogh, tres artistas con algo en común

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s