Tabarca, una islita genial para traducir

Vista aéreaTabarca es una isla muy pequeña que se encuentra a 8 km de Santa Pola y a 22 km de Alicante. Dicen que en invierno solo viven allí 15 personas. Para mí, ha sido un descubrimiento importante, un lugar ideal para pasar unos días tranquilos paseando y traduciendo. ¡No se puede hacer mucho más! Bueno, sí, leer, leer y leer, algo muy importante para los traductores. Eso sí, hay que ir en otoño, invierno o primavera, porque en verano dicen que se pone insoportable debido al exceso de gente. Yo estuve 5 días a finales de abril y principios de mayo, ¡y éramos los únicos en el hotel! Parece increíble que haya un lugar tan tranquilo, sin coches, en nuestro mundo lleno de ruidos.

HistoriaEl nombre actual de esta islita le viene de otra isla que se encuentra muy cerca de la costa africana, en Túnez. Se trata de Tabarka, una isla que pertenecía a la República de Génova. En el siglo XVIII, la isla fue sometida por el bey de Túnez. Cuando sus habitantes fueron rescatados por Carlos III, los trasladaron, entre otros lugares, a esta isla y le pusieron el nombre de Nueva Tabarca. Además del pueblo, también entonces se construyó un fuerte, con una muralla que rodea toda una parte de la isla, donde se encuentra el pueblecito actual. Esta es la historia reciente, pero se han encontrado restos romanos, o sea que la isla estuvo poblada o al menos visitada desde antiguo. El museo que se encuentra en la isla es muy interesante para conocer las características y la historia de la isla.

Hotel TabarcaSe puede llegar a Tabarca en un ferry que sale de Santa Pola o en un ferry que sale de Alicante. Desde Santa Pola, el trayecto dura más o menos un cuarto de hora; desde Alicante, más o menos una hora. Una vez allí, es posible alojarse en el único hotel de la isla o en uno de los hostales; también existe la posibilidad de alquilar una casa del pueblo. El hotel se llama Boutique isla Tabarca y era la antigua casa del gobernador. Es un lugar encantador, tranquilo, acogedor ¡y con wifi! Solo tiene 15 habitaciones y el personal es de lo más agradable. Solo sirven el desayuno, pero en el pueblo existen muchos lugares para comer, de todos los precios.

PuebloPodríamos decir que Tabarca tiene dos partes, unidas por una especie de istmo donde se encuentra el puerto. En una parte, está el pueblo, de casas bajas, generalmente con dos plantas como máximo. Tiene algunas placitas encantadoras y una iglesia actualmente en obras. La otra parte no está habitada o al menos por algo diferente a las gaviotas y otros pájaros, que abundan; solo hay un faro, una edificación militar antigua que no se usa y un cementerio, además de una casa en ruinas. Toda la isla está protegida, de manera que hay que pasar por los caminos, para no molestar a las gaviotas, que ponen sus huevos en el suelo, en primavera, ¡todo un espectáculo!

DSCF8720¿Qué se puede hacer en la isla de Tabarca? Poca cosa… Si estás en el hotel, te levantas, miras el mar, te duchas y bajas a desayunar. Traduces unas horas en tu habitación o abajo, en una de las múltiples mesas. Luego te pones un calzado adecuado y te vas a dar la vuelta por la parte deshabitada, lo cual te tomará una horita. El camino va por la orilla del mar, algo elevado, aunque se puede bajar a las pequeñas playas para tomar un poco el sol y bañarse, si el tiempo acompaña. Si no es época de mucho turismo, no te encuentras a nadie, o casi. Solo te acompañan las gaviotas, muy abundantes y ruidosas si te acercas a sus huevos. En el mar, se pueden ver cormoranes y otras aves. ¡El espectáculo es magnífico! De regreso al pueblo, pasas por la única tienda que vende la prensa y te compras el periódico, comes en uno de los chiringuitos cercanos al puerto o en una placita del pueblo, o te compras un bocata y un poco de fruta. Unos minutos de siesta y a traducir un poco más. Al caer la tarde, se impone otra vuelta a la isla, ¡esta vez en sentido contrario!, y un recorrido por el pueblo. Cena de nuevo en un chiringuito o en la habitación y unas horas de lectura, o de tele, que también hay. ¡Vida sencilla!

Eso sí, la tranquilidad se acaba, o eso dicen en el pueblo, cuando llega el buen tiempo. Entonces, los fines de semana llega mucha gente y, en el mes de agosto, la cosa está casi insoportable. ¡Pero eso yo no lo vi!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Tabarca, una islita genial para traducir

  1. ¡Así, sí que da gusto traducir!
    Saludos desde Brasil.

  2. Denise dijo:

    Hace un tiempo estuve ahí filmando un corto…

  3. Pingback: Buenos propósitos de una traductora para el nuevo año | Traducción médica, técnica y literaria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s