Irregularidades de la posición anatómica

no-encajaHemos definido en una entrada anterior la posición anatómica, las direcciones, los ejes y los planos que nos permitirán describir las diferentes partes del cuerpo humano en relación unas con las otras sin problemas, sabiendo siempre a qué nos referimos. Cuando hablamos de la parte “ventral” de un miembro, ¿a qué parte hacemos referencia? Parecía todo muy claro, ¿verdad? Sí, pero hay un par de “irregularidades” que nos pueden inducir a error. ¿Cuál es la parte dorsal del pene? ¿Y la parte ventral de la pierna? En estos dos casos, la lógica nos engaña.

peneEn el caso del pene, como muy bien explica Fernando A. Navarro en su entrada del Laboratorio del lenguaje, la lógica salta por los aires, porque se considera que su posición anatómica es con la punta hacia arriba, es decir, como si estuviera en erección, hacia el abdomen. De manera que la parte dorsal (posterior) es la que habitualmente está delante y la parte ventral (anterior) es la que normalmente mira hacia atrás. Con “normalmente”, quiero decir la mayor parte del tiempo en la inmensa mayoría de los hombres desnudos (quién sabe, a lo mejor hay alguna excepción). De la misma manera, la parte superior del pene es el glande. ¡No sé qué revista estarían leyendo (o mirando) los que lo decidieron! De todos modos, ocurre algo parecido con la nariz o la lengua: llamamos “dorso” de la nariz o de la lengua no precisamente a la parte posterior, sino a la parte de arriba. Quizá es algo común a las partes del cuerpo que sobresalen.

piernaExiste otra “irregularidad” que nos puede inducir a error, esta vez en la extremidad inferior. Aplicamos el adjetivo “ventral” a la parte posterior del muslo, la pierna y el pie. Llamamos “dorsal” a la parte anterior del muslo, la pierna y el pie. Esta vez, el motivo es una rotación embriológica de esta zona. Por lo tanto, si hablamos de “parte dorsal del muslo”, nos referimos a la parte que mira hacia delante, que es lo mismo que la “parte anterior del muslo”, porque en este caso “dorsal” no es lo mismo que “posterior”. Lo mismo ocurre con la pantorrilla, que está en la parte posterior de la pierna, pero en la parte “ventral” de la misma. En el pie, llamamos “dorso” a la parte anterior y la “planta” sería la parte posterior. Todo esto tiene mucha trascendencia a la hora de estudiar los músculos de la extremidad inferior, porque hablaremos de “músculos dorsales del muslo”, por ejemplo, para referirnos a los anteriores, como el cuádriceps; los gemelos son músculos ventrales, es decir, posteriores.

embriologiaEl desarrollo embriológico del ser humano, como hemos visto, es la causa de esta “irregularidad”. Esto me recuerda que la embriología es una ciencia fascinante, que nos puede ayudar mucho a comprender cómo está hecho nuestro cuerpo, cómo se han ido formando poco a poco sus diferentes partes y los diferentes desplazamientos que han sufrido las células. Si os interesa el tema, estos vídeos cortitos son muy interesantes.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Anatomía, Traducción científica y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Irregularidades de la posición anatómica

  1. Ben Steiner dijo:

    Buenos dias, hay una buena serie de recursos aqui:

    https://www.justpublish.es/recursos

    Un saludo,

    Ben

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s