Quince minutos de ejercicios con bandas elásticas para traductores

¡Cómo nos cuesta decidirnos a hacer ejercicio de forma regular! ¡Con lo claro que tenemos casi todos que, en mayor o menor medida, el ejercicio es necesario para la salud física y mental! Hacer ejercicio es especialmente importante para los traductores, que se pasan el día sentados ante el ordenador. No hace falta mucho, solamente un mínimo de media hora al día de ejercicio moderado (150 minutos a la semana), como recomienda la OMS, aunque mucho mejor si llega a una hora al día, de lunes a viernes (300 minutos a la semana). Caminar, ir en bicicleta, nadar, correr, hacer gimnasia, jugar a tenis o practicar deportes de equipo, todo vale. El problema es que hay que compaginar estos minutitos diarios con el trabajo y eso ya es más difícil, sobre todo hacerlo de forma regular. Ya hemos hablado en otras ocasiones de ejercicios como correr, hacer spinning o estiramientos. En esta ocasión, quiero proponer quince minutos de ejercicios con gomas o bandas elásticas, que se pueden hacer en casa, por supuesto, y con un material muy baratodisponible en varias resistencias; recomiendo una baja (amarilla), para empezar.

BandasLa idea general es ejercitar un poco todos los músculos del cuerpo, sobre todo los de las piernas y los brazos, con una sencilla banda elástica que solo nos costará unos 4 euros. Se trata de ejercicios que forman parte del pilates. Por cierto, este interesante método de entrenamiento físico y mental lo desarrolló un alemán llamado Joseph Hubertus Pilates, cuya biografía vale la pena conocer. Aunque se trate de un nombre propio, el método se escribe con minúscula, como muy bien refleja el DRAE. El pilates tiene sus fundamentos, que conviene conocer, pero nos limitaremos a decir que hay que concentrarse en los movimientos que se realizan, hacerlos despacio y con un gran control de la musculatura y de la respiración; el movimiento debe ser fluido y con relajación de todos los músculos que no se estén contrayendo.

EstiramientosLo ideal es hacer primero unos estiramientos, para preparar la musculatura. Si hacemos el cuarto de hora de estiramientos que recomiendo en otra entrada y el cuarto de hora de ejercicios con bandas elásticas que vamos a explicar ahora, tendremos ya la media horita de ejercicio mínimo diario. Si además podemos caminar 30-60 minutos a buen ritmo, entonces ya, ¡genial! Los estiramientos son importantes, porque “calientan” los músculos y disminuyen la posibilidad de lesionarse. En realidad, con las bandas elásticas, no es fácil que se produzcan lesiones, pero es mejor estirar un poco antes de realizar estos ejercicios.

Empezaremos por ejercitar la parte superior del cuerpo.

1. cintas-1Nos sentamos en el suelo con las piernas extendidas, ligeramente separadas, y pasamos la banda elástica alrededor de los dos pies. Sujetamos cada uno de los extremos de la banda con las manos, de manera que quede tirante. También podemos cruzar la banda, es decir, sujetar la que corresponde al pie derecho con la mano izquierda y la que corresponde al pie izquierdo con la mano derecha. Estiramos la banda hacia atrás con los dos brazos, llevando los codos hacia fuera como si estuviéramos remando, y volvemos pasivamente hacia delante. Lo hacemos 15 veces, despacio. Nos llevará más o menos 1 minuto. Descansamos medio minuto, más o menos, y repetimos. Hacemos 4 series de 15. Total: unos 5-6 minutos. Estamos haciendo trabajar sobre todo los músculos de la parte superior de la espalda y los hombros.

cintas-22. Nos colocamos de pie, con la banda elástica bajo los pies. Sujetamos cada extremo de la banda con una mano, de modo que quede tirante, con los brazos a lo largo del cuerpo. Tiramos de la banda hacia arriba y hacia delante con los dos brazos, flexionando los codos, de modo que las manos lleguen casi a tocar los hombros. Lo hacemos 15 veces, despacio. Descansamos medio minuto, más o menos, y repetimos. Hacemos 4 series de 15. Total: unos 5-6 minutos. Con este ejercicio, estamos haciendo trabajar sobre todo los bíceps de ambos brazos.

3. En la misma posición que en el ejercicio anterior, con la banda elástica bajo los pies, sujetamos cada extremo de la banda con una mano, pero de modo que quede cruzada delante del cuerpo. Flexionamos un poco las rodillas, nos inclinamos un poco hacia delante y tiramos de los extremos de la cinta hacia los lados y hacia arriba, hasta que los brazos queden a la altura de los hombros. Lo hacemos 15 veces, despacio. Descansamos medio minuto, más o menos, y repetimos. Hacemos 4 series de 15. Total: unos 5-6 minutos. Estamos ejercitando sobre todo los músculos de los hombros.

Bueno, ya tenemos los 15 minutos de ejercicios con bandas elásticas. Con ellos, hemos ejercitado los músculos de la parte superior del cuerpo, sobre todo de los brazos. Hay otros muchos ejercicios de este estilo para los brazos y el tronco, que puedes encontrar fácilmente en Internet, para variar de vez en cuando y ampliar la musculatura que se ejercita. No olvides consultar primero con el médico si tienes algún problema de salud, antes de hacer el tipo de deporte que sea. Otro día hablaremos de ejercicios con bandas elásticas para la parte inferior del cuerpo. En este vídeo, puedes encontrar más ejercicios con cintas. ¡A moverse, colegas!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Quince minutos de ejercicios con bandas elásticas para traductores

  1. Okodia dijo:

    ¡Hola! ¿No crees que a veces la traducción literaria de novelas o cuentos deja con un sabor de boca amargo que no lo deja el libro original? Aunque un traductor especializado debe tener mucho talante para realizar su trabajo, uno literario debe ser más sutil y entender mucho mejor lo que ha tratado de transmitir el autor. Estar en contacto con él, en este caso, sería de gran valor.

    • Nuria Viver dijo:

      Desde luego, estoy totalmente de acuerdo contigo. A veces, los traductores literarios están en contacto con el autor. De todos modos, tienes que tener en cuenta que lo que lees en una novela o en casi cualquier texto traducido no es solo el resultado de lo que ha escrito el traductor; ha pasado por las manos uno o más correctores y por las del editor, que cambian cosas, a veces muchas cosas, no siempre con acierto. También hay que tener en cuenta que los traductores no siempre son buenos y que los buenos acostumbran a trabajar para editoriales buenas y por una tarifa no tan mala como la de otras, aunque mala, eso sí.
      Muchas gracias por tu comentario.
      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s