Los amnésicos, de Géraldine Schwarz

Mediados de marzo de 2020. Un virus amenaza con saturar nuestros hospitales y demás servicios sanitarios, en nuestro país y en otros países del mundo. Saldremos de esta, todos juntos, pero algo habrá cambiado en nosotros. Habremos aprendido algo, cada persona unas cosas diferentes. Quizá algunos decidirán que el individualismo ya no conduce a casi nada bueno en un mundo en el que todo es global. Solo actuando al unísono, como humanidad, tendremos alguna posibilidad de luchar contra todo lo que nos afecta, ya sean virus, ya sean cambios climáticos, ya sean otro tipo de catástrofes. ¡Esta es mi opinión! Ahora nos toca quedarnos en casita, para que los contagios no aumenten de manera vertiginosa. Es lo que tenemos que hacer y es lo que haremos, con calma y tranquilidad.

Leer será una buena manera de pasar este periodo de varias semanas en casa. ¡Una de las mejores, creo yo! Así que me lanzo a recomendaros un libro que he traducido, Los amnésicos, de Géraldine Schwarz. La traducción al español salió en septiembre de 2019 y ya va por la tercera edición. A través de la historia de su familia, sus abuelos, la autora analiza las circunstancias que hicieron que una gran cantidad de personas «normales» decidieran taparse los ojos ante los horrores nazis e incluso aprovecharse de la situación para beneficio personal. ¿No podía hacerse nada? La oposición de la gente consiguió parar el programa Aktion T4, que consistía en el exterminio de personas que tenían «vidas sin valor», como ellos decían, es decir, discapacitados mentales y físicos, epilépticos, niños con enfermedades hereditarias, etc., cuando ya había causado más de 70 000 muertes.

La pequeña historia familiar se entrelaza con la gran historia de la época para intentar encontrar una respuesta. Estas son sus palabras, según mi traducción:

«Los padres de mi padre no habían estado ni del lado de las víctimas, ni del lado de los verdugos. No se habían distinguido por actos de valentía, pero tampoco habían pecado por exceso de celo. Simplemente eran Mitläufer, personas “que siguen la corriente”. Simplemente, en el sentido de que su actitud había sido la de la mayoría del pueblo alemán, una acumulación de pequeñas cegueras y de pequeñas cobardías que, sumadas unas a las otras, habían creado las condiciones necesarias para el desarrollo de los peores crímenes de Estado organizados que la humanidad haya conocido jamás. Después de la derrota y durante largos años, a mis abuelos les faltó perspectiva, como a la mayoría de los alemanes, para darse cuenta de que, sin la participación de los Mitläufer, incluso aunque hubiera sido ínfima a escala individual, Hitler no habría estado en condiciones de cometer crímenes de aquella magnitud».

Géraldine Schwarz es hija de padre alemán y madre francesa. Sus abuelos por parte de padre vivieron aquella época, él tenía carné del partido, ella no, pero simpatizaba mucho más con los nazis que él. El abuelo materno era un gendarme en tiempos de Vichy. A través de indagaciones y conversaciones con su familia, la autora va descubriendo cómo actuaron estas personas e intenta comprender sus motivos. Analiza también cómo han actuado después los diferentes países afectados por el nazismo y el fascismo, sobre todo Alemania, Austria, Francia e Italia. ¿Qué se ha hecho en cada país para que nadie olvide todo aquello? ¿Cómo han funcionado los diferentes enfoques de la memoria histórica? ¿Cuál es el resultado en la actualidad de estas actuaciones?

Espero que os resulte interesante.

Esta entrada fue publicada en Lecturas recomendadas, Traducción literaria y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s