Los lugares de Pitágoras

Pitágoras me resulta un personaje fascinante, quizá porque las fuentes que hablan de él no nos cuentan todo lo que nos gustaría saber y porque no se conoce ningún escrito suyo. De todos modos, nos ha llegado bastante información, la suficiente para saber que era un gran filósofo y maestro, y también que viajó mucho, siempre con la idea de adquirir conocimientos en los lugares más variados. Y es que viajar, también hoy, es esencial para mantener la mente abierta y conocer diferentes maneras de ver el mundo. Me propongo pasar revista a algunos lugares a los que dicen que viajó Pitágoras, para ver lo que pudo encontrar allí. ¡Vamos a ver si sale un viaje que se pueda hacer, cuando el maldito SARS-CoV-2 nos lo permita! ¡Una fantástica vuelta por el Mediterráneo!

¿A qué fuentes podemos recurrir para leer sobre Pitágoras? Las fuentes clásicas son las esenciales, de donde chupan las biografías modernas. Porfirio escribió Vida de Pitágoras; Jámblico escribió Vida pitagórica; Diógenes Laercio escribió una gran obra titulada Vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres, en cuyo libro VIII habla de Pitágoras y los pitagóricos. Estas son las tres fuentes principales, pero tenemos algunas obras actuales, como Pitágoras, de Peter Gorman, traducido por Dámaso Álvarez, muy recomendable, aunque quizá difícil de encontrar. Buscando información sobre Pitágoras, di con una novela muy bien documentada que se llama El asesinato de Pitágoras, de Marcos Chicot, fascinante.

Los viajes de Pitágoras nos llevan a diferentes lugares, donde se instruyó y en los que vivió y fundó su escuela, todos cerca de las orillas del Mediterráneo, donde se encuentra la ciudad de salida, Barcelona, ¡cuando se pueda volver a viajar!

Samos – En esta isla griega del mar Egeo, muy cerca de la actual costa turca, nació Pitágoras y aquí vivió los primeros años de su vida, pero ¿cómo es ahora? De entrada, la ciudad de la antigüedad no se encuentra en el mismo lugar que la actual, así que podemos visitar las ruinas de la Samos pitagórica. La moderna capital de Samos (Vathi) se encuentra en la parte nororiental de la isla, mientras que la antigua está en la parte sudoriental. Se conservan interesantes restos arqueológicos cerca de la antigua capital, como el puerto, el templo de Hera, la muralla, el túnel de Eupalino… El museo arqueológico también es interesante. Aparte del aspecto arqueológico, la isla tiene hermosas playas, rutas de senderismo por bonitos lugares y hermosos pueblos para callejear. La isla tiene un aeropuerto internacional, así que es fácil llegar a ella.

Tiro – Esta ciudad de origen fenicio, fundada en el III milenio a. C., se encuentra en el actual Líbano, a orillas del Mediterráneo, y de allí procedía el padre de Pitágoras, que era mercader. Se cree que viajó a Tiro con su padre y allí adquirió una parte de sus conocimientos. Fue la principal ciudad de los fenicios, es decir, un importante centro de comercio en la Antigüedad; se encontraba en parte en una isla y en parte en el continente. Fue conquistada por Alejandro Magno, no sin una gran resistencia. Hoy es una ciudad moderna con sus grandes bloques de pisos, pero conserva interesantes ruinas de la época griega, romana y bizantina (Al-Bass, Al-Mina).

Mileto – Parece ser que Pitágoras también visitó esta antigua ciudad griega de la costa de Asia Menor, en la actual Turquía, de donde eran originarios otros grandes filósofos, como Tales, Anaximandro (maestros de Pitágoras) y Anaxímenes, así como Aspasia. En el siglo VI a. C., estos tres filósofos fundaron la escuela de Mileto, origen de la filosofía, un buen motivo para visitarla en aquellos tiempos, puesto que era un centro importante de conocimiento. Se conservan sus ruinas de época grecorromana (teatro, puerto de los Leones, termas de Faustina, Delfinión, etc.), cerca de la pequeña localidad turca de Balat. Existen otros centros arqueológicos interesantes en las localidades cercanas de Priene y Didyma.

Menfis – Esta antigua ciudad egipcia tampoco existe en la actualidad, solo sus ruinas, pero, en su conjunto arqueológico, se pueden visitar importantes restos del antiguo Egipto, como las pirámides de Giza, Abusir, Saqqara, Dahshur, etc. Se encuentra cerca del inicio del delta del Nilo y al lado de la actual El Cairo. Fue la antigua capital del Imperio Antiguo de Egipto, antes de que esta pasara a Tebas. Aparte de las grandes pirámides y las escasas ruinas de la ciudad antigua, se puede visitar el museo al aire libre. Por supuesto, se impone una larga visita a El Cairo.

Crotona – Nos encontramos ahora en la actual Italia, en el sur, concretamente en la región de Calabria. En la época de Pitágoras, Crotona era una colonia griega, fundada por los aqueos a finales del siglo VIII a. C. Era un importante centro urbano y cultural, donde Pitágoras estableció su escuela filosófica, de la que surgieron otros filósofos pitagóricos. Parece ser que el filósofo tuvo una gran influencia política en el gobierno de la ciudad, aunque al final se produjo una revuelta contra él y fue expulsado. Cuenta con varios museos, entre ellos el Museo de Pitágoras, que valdría la pena visitar.

Metaponto – Pertenece a Bernalda, que se encuentra también en el sur de Italia, en el municipio de Matera, en la región de Basilicata. Era una ciudad griega fundada también por los aqueos, seguramente en la misma época que Crotona. Parece ser que Pitágoras huyó a esta ciudad cuando su escuela de Crotona fue atacada y aquí falleció, en unas circunstancias que se desconocen. Hoy es una pequeña localidad, pero con unas interesantes ruinas griegas, que indican su importancia en el pasado. Cuenta también con un museo arqueológico. Vale la pena una visita al impresionante casco antiguo de la ciudad de Matera.

Nos ha quedado un extraordinario viaje, que puede empezar en Barcelona, pasar por Italia, Grecia, Turquía, Líbano y acabar en Egipto. No parece muy factible desde el punto de vista práctico, pero nada nos impide hacer un viaje mental o realizarlo de verdad dividido en varias etapas. ¡Claro que, si tienes un barco o un montón de dinero para alquilarlo con todo y tripulación, pues puedes hacerlo por mar, porque todas estas ciudades se encuentran en la costa mediterránea o muy cerca, como puedes ver en el mapa siguiente!

¡Soñar es gratis! Soñemos pues con los lugares que inspiraron a Pitágoras, un gran filósofo y matemático.

Esta entrada fue publicada en Traducción literaria, Viajes y excursiones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s