La casa de El Gato Juguetón

La casa de El Gato Juguetón es la primera novela de La comedia humana de Balzac; forma parte de las escenas de la vida privada, dentro de los estudios de costumbres. Es la historia de una familia que tiene un próspero negocio de venta de telas. La menor de las hijas, a la que sus padres habían destinado al segundo ayudante como marido, se enamora de un joven muy rico. Después de un tiempo de dudas, la riqueza de la familia del joven convence a la familia y la muchacha se casa con él. En unos años, lo que parecía un amor para toda la vida se convierte en una angustia creciente para la joven.

A través de esta sencilla historia, Balzac nos permite vislumbrar muchas cosas sobre el París de su época, el siglo XIX: la vida cotidiana de una familia de comerciantes acomodada pero no rica; la sujeción de los hijos (sobre todo de las hijas) a sus padres; las relaciones entre diferentes estratos sociales y un largo etcétera. Las descripciones son una auténtica delicia y nos permiten descubrir palabras poco comunes de las que podemos aprender algo, como las que siguen. Cada palabra se acompaña de la traducción al español del texto donde aparece (de Aurelio Garzón del Camino, editorial Hermida) y del texto original en francés de Balzac. Nos centraremos en la acepción que corresponde al texto.

Enlucido: revestimiento de cal, yeso u otros materiales que se pone en las paredes o los techos para darles el acabado final, antes de la pintura.

«¿Qué otro nombre podía dar el desocupado paseante a las X y a las Y que trazaban sobre la fachada los maderos transversales o diagonales dibujados en el enlucido por pequeñas grietas paralelas?»

«Quel autre nom le flâneur pouvait-il donner aux X et aux V que traçaient sur la façade les pièces de bois transversales ou diagonales dessinées dans le badigeon par de petites lézardes parallèles ?»

Cuarterón: cada una de las partes en que queda dividida una puerta o ventana que tiene listones divisorios.

«Cada piso poseía su peculiaridad. En el primero, cuatro ventanas largas, estrechas y muy cercanas la una de la otra, tenían cuarterones de madera en su parte inferior, con el fin de producir esa luz dudosa, en favor de la cual un mercader hábil presta a las telas el color deseado por sus parroquianos.»

«À chaque étage, une singularité : au premier, quatre fenêtres longues, étroites, rapprochées l’une de l’autre, avaient des carreaux de bois dans leur partie inférieure, afin de produire ce jour douteux, à la faveur duquel un habile marchand prête aux étoffes la couleur souhaitée par ses chalands.»

Casaca: prenda exterior ceñida, de manga larga, sin cuello, cerrada con botones y terminada en faldones. Podía ser sencilla o tener bordados. Era una prenda sobre todo masculina, aunque también existían casacas para mujeres, más cortas.

«El animal tenía en una de sus patas delanteras una raqueta tan grande como él, y se erguía sobre sus patas de atrás para mirar con atención una enorme pelota que le devolvía un caballero de bordada casaca

«L’animal tenait dans une de ses pattes de devant une raquette aussi grande que lui, et se dressait sur ses pattes de derrière pour mirer une énorme balle que lui renvoyait un gentilhomme en habit brodé.»

Imposta: hilera de sillares u otros elementos, algo saliente, que marca el final de un piso y el principio del siguiente, o que marca el inicio de un arco que cierra una ventana o una puerta. Puede ser sencilla o estar ricamente labrada.

«En aquel momento, una mano blanca y delicada hizo subir hacia la imposta la parte inferior de una de las groseras ventanas del tercer piso, por medio de esas correderas cuyo torniquete deja a menudo caer de improviso la pesada vidriera que debe retener.»

«En ce moment, une main blanche et délicate fit remonter vers l’imposte la partie inférieure d’une des grossières croisées du 12 troisième étage, au moyen de ces coulisses dont le tourniquet laisse souvent tomber à l’improviste le lourd vitrage qu’il doit retenir.»

Cofrade: persona que pertenece a una cofradía, es decir, a un gremio o conjunto de personas que se dedican a la misma actividad. Por ejemplo, los médicos son cofrades entre sí, aunque hoy utilizamos la palabra «colegas». En el caso del texto de Balzac, se trataría del gremio de comerciantes de paños.

«Si algunos de sus cofrades habían cerrado tratos con el gobierno sin contar con la cantidad de paño deseada, él estaba siempre dispuesto a entregársela, por muy considerable que fuese el número de piezas estipuladas.»

«Si quelques-uns de ses confrères concluaient des marchés avec le gouvernement sans avoir la quantité de drap voulue, il était toujours prêt à la leur livrer, quelque considérable que fût le nombre de pièces soumissionnées.»

Gimnoto: pez de agua dulce de cuerpo alargado, como una anguila (aunque no está emparentado con esta), que puede producir descargas eléctricas. Vive en América Latina, sobre todo en el río Amazonas y sus afluentes. Su nombre científico es Electrophorus electricus o también Gymnotus electricus. Puede llegar a tener más de dos metros de largo y pesar unos veinte kilos.

«Asegurado de que nada había cambiado durante el sueño, reparó entonces en el transeúnte de centinela, quien, por su parte, contemplaba al patriarca de la pañería como Humboldt debió examinar el primer gimnoto eléctrico que vio en América.»

«Bien convaincu que rien n’avait changé pendant son sommeil, il aperçut alors le passant en faction, qui de son côté contemplait le patriarche de la draperie comme Humboldt dut examiner le premier gymnote électrique qu’il vit en Amérique.»

Asaz: adverbio sinónimo de «bastante» o «muy» que, como en el caso de estos últimos, se antepone a un adjetivo o un adverbio para indicar un grado elevado de este. También se puede usar como adjetivo. Es una forma utilizada en el lenguaje culto y poético.

«El asaz curioso extranjero parecía codiciar el pequeño local, se diría que sacaba el plano de un comedor lateral, alumbrado por una vidriera practicada en el techo, y desde el cual la familia reunida debía ver fácilmente, durante sus comidas, los más ligeros sucesos que pudiesen ocurrir en el umbral de la tienda.»

«Le trop curieux étranger semblait convoiter ce petit local, y prendre le plan d’une salle à manger latérale, éclairée par un vitrage pratiqué dans le plafond, et d’où la famille réunie devait facilement voir, pendant ses repas, les plus légers accidents qui pouvaient arriver sur le seuil de la boutique.»

Probidad: sinónimo de honradez, es decir, rectitud de ánimo e integridad en el obrar. Es un sustantivo femenino: la probidad.

«Tal reserva puede parecer hoy ridícula. Sin embargo, aquellas viejas casas eran escuelas de costumbre y de probidad

«Cette réserve peut paraître ridicule aujourd’hui ; mais ces vieilles maisons étaient des écoles de mœurs et de probité.»

Estas pocas palabras también nos permiten apreciar la traducción por la que ha optado el traductor en cada caso. Algo siempre muy interesante para aprender, tanto si estamos de acuerdo con ella como si no.

Esta entrada fue publicada en Lecturas recomendadas, Traducción literaria y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s