Huesos del miembro inferior

Ya hemos estudiado un poco los huesos del miembro superior, vamos ahora a por los del miembro inferior. Para empezar, vamos a ver de qué partes consta. El miembro inferior tiene tres partes: muslo, pierna y pie. Como en el caso del brazo, en el lenguaje científico, a diferencia del lenguaje común, la pierna no es todo el miembro inferior, sino solo la parte central, entre la rodilla y el tobillo; por eso, si consultáis el DLE, veréis que la pierna se define, en primer lugar, como la extremidad inferior de las personas, mientras que, si consultáis el DTM, veréis que la pierna es una parte, la central, de la extremidad inferior. Todo depende del ámbito en el que nos movamos.

El pie consta de dorso, planta y dedos. Los dedos de los pies no reciben los mismos nombres que los de las manos, se llaman: primer dedo, dedo gordo o hallux; segundo dedo; tercer dedo; cuarto dedo, y quinto dedo. Vamos a ver estos nombres en francés.

En cuanto a los huesos, el primero que nos encontramos, unido al tronco, es el fémur, en el muslo; después vienen la tibia y el peroné, en la pierna; finalmente, los huesos del pie, primero los del tarso, que son el astrágalo, el calcáneo, el navicular, el cuboides y los tres cuneiformes, siete en total, y después los metatarsianos (cinco en total) y las falanges (tres para cada dedo menos para el dedo gordo, que tiene solo dos, como en los dedos de las manos).

Vamos a ver algunas características de los principales huesos.

Fémur. Es un hueso largo, el más largo del cuerpo y también el más robusto. Forma la articulación de la cadera en la parte proximal al articularse con el coxal, y la articulación de la rodilla mediante su articulación distal con la tibia y la rótula. Tiene un extremo proximal, que consta de la cabeza, el cuello, el trocánter mayor y el trocánter menor; una diáfisis, que es la parte alargada; un extremo distal, con el cóndilo externo y el cóndilo interno.

Tibia. También es un hueso largo, situado en la parte interna o medial de la pierna. Se articula por arriba con el fémur (meseta tibial), por abajo con el astrágalo y por fuera con el peroné. En el extremo proximal, tiene tres tuberosidades y una espina tibial; después viene la diáfisis, que es la parte larga; finalmente, en el extremo distal, se encuentra el maléolo interno.

Peroné. También es un hueso largo, situado de forma más o menos paralela a la tibia, con la que se articula. Consta de la cabeza, la diáfisis y el maléolo externo, que forma parte de la articulación del tobillo y se articula por arriba con la tibia por la aprte lateral.

Rótula. Es un pequeño hueso triangular que se articula con el fémur, a la altura de la rodilla.

Los huesos del tarso están distribuidos en dos hileras. La primera hilera, que es posterior, está formada por el astrágalo por arriba y el calcáneo por abajo; la segunda hilera es anterior y la forman el navicular, el cuboides y los tres cuneiformes. Después vienen los metatarsianos, que son cinco huesos largos que se articulan con las falanges de los dedos (falange proximal, media y distal, excepto para el dedo gordo, que solo tiene dos falanges, proximal y distal.

Esta entrada fue publicada en Anatomía humana y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s