Generalidades sobre las articulaciones

Una articulación es la unión de dos o más huesos, de modo que puedan moverse en una o varias direcciones gracias a la contracción de los músculos que se insertan en ellos, aunque algunas articulaciones no se mueven o tienen un movimiento muy limitado, como la del hueso frontal con los parietales, por ejemplo; otras, en cambio, se mueven en todas direcciones, como la articulación del hombro. Vamos a ver cuántos tipos de articulaciones hay y cómo son. En otras entradas, estudiaremos las diferentes articulaciones del cuerpo, con más detenimiento.

De manera general, podemos decir que existen tres tipos de articulaciones:

      • Sinartrosis
      • Anfiartrosis
      • Diartrosis

Una sinartrosis es una articulación sin movimiento o con poquísimo movimiento, en la que los dos huesos están unidos por un tejido fibroso o cartilaginoso que impide que los huesos se muevan mucho uno respecto al otro. Las sinartrosis pueden ser de tres tipos, según el tipo de tejido que una los huesos: sinfibrosis o suturas (huesos unidos por tejido fibroso, como en el cráneo); sindesmosis (huesos unidos por un robusto ligamento o membrana, como la del radio con el cúbito en su zona media, las fontanelas de los lactantes o las apófisis espinosas y transversas entre sí, por ejemplo); sincondrosis (huesos unidos por tejido cartilaginoso, como los cartílagos de crecimiento en los niños); sinostosis (huesos unidos por tejido óseo, sin nada de movimiento, como en los huesos del sacro).

Una anfiartrosis es una articulación con poco movimiento en la que los dos huesos están unidos por cartílago hialino o fibroso. Por ejemplo, la articulación entre los cuerpos vertebrales o entre los dos huesos púbicos (sínfisis púbica).

Una diartrosis es una articulación compleja y muy móvil en la que las dos superficies óseas están revestidas de cartílago hialino y unidas por una cápsula fibrosa con líquido sinovial en su interior, que lubrica las superficies articulares y favorece el movimiento. Existen varios tipos de diartrosis: plana o artrodia, trocoide, tróclea, cóndilo, en silla de montar y enartrosis. Las iremos estudiando en cada caso concreto. Son las verdaderas articulaciones, las que tienen un movimiento apreciable y nos permiten movernos. Son ejemplos de diartrosis las articulaciones de la cadera, la rodilla, el hombro y el codo, entre otras.

Vamos a ver todas estas palabras en francés:

Como hemos visto, la articulación más compleja y también la más móvil es la diartrosis, así que vamos a ver cómo es en general, ya que existen diferentes tipos. Podemos decir que los elementos principales de una diartrosis son: el cartílago hialino, que recubre los dos extremos de los huesos que se articulan; la cápsula articular, que va de un hueso al otro y forma una especie de manguito cerrado entre las dos; la membrana sinovial, que tapiza la parte interna de la cápsula articular; el líquido sinovial, segregado por la membrana sinovial; la cavidad articular, que es el espacio entre los dos huesos, donde se encuentra el líquido sinovial.

Además, por fuera de la cápsula articular, se encuentran los ligamentos que refuerzan la articulación y los tendones de inserción de los músculos que mueven los huesos en cuestión.

Para complicar un poco más las cosas, las diartrosis también pueden tener elementos añadidos para complementarlas, como los meniscos, formados por tejido fibrocartilaginoso, que se encuentran dentro de la articulación y sirven para armonizar las superficies articulares o estabilizar la articulación, entre otras cosas; los más famosos son los de la rodilla. También podemos encontrar rodetes, formados por tejido fibrocartilaginoso, que son como una especie de reborde o labio en la articulación que aumenta su profundidad y su superficie. Por último, tenemos los discos, que se encuentran entre los dos huesos, como los discos intervertebrales; también son de tejido fibrocartilaginoso y su función es la amortiguación de las presiones.

Iremos viendo los detalles de todos estos tipos de articulaciones y diferentes elementos en la descripción de cada articulación.

Esta entrada fue publicada en Anatomía humana, Traducción científica y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s