Tolerancia y tolerabilidad de un medicamento

¿Es lo mismo? No, en absoluto. Son dos conceptos distintos que conviene tener claros, para no equivocarse al redactar o traducir. El Diccionario de términos médicosde acceso gratuito, lo explica muy bien y alerta sobre la confusión entre estos dos términos.

Hablamos de tolerancia con respecto a un medicamento cuando este disminuye gradualmente su efecto con el uso prolongado, de manera que hay que aumentar la dosis para obtener el mismo efecto. Ocurre con medicamentos como las benzodiacepinas, los opiáceos, los barbitúricos o los anfetamínicos, por ejemplo. Sustancias que no son medicamentos también la causan, como el alcohol y otras drogas.

La tolerabilidad, en cambio, es la capacidad que tiene un medicamento de ser tolerado sin causar efectos secundarios al que lo toma o producirle pocos. Decimos que un fármaco tiene gran tolerabilidad si se puede tomar sin sufrir grandes efectos secundarios. Podemos decir también que se tolera bien, pero no podemos hablar de tolerancia en este caso. Por ejemplo, los medicamentos que se usan en quimioterapia contra el cáncer suelen tolerarse mal, tienen una tolerabilidad baja, porque producen bastantes efectos secundarios.

Por supuesto, tanto la tolerancia como la tolerabilidad de un medicamento dependen de diversos factores, que tienen que ver con el propio medicamento y con la persona que los toma, así como con las circunstancias. Un medicamento puede tolerarse mejor (tener más tolerabilidad) si se toma con las comidas, por ejemplo.

Esta entrada fue publicada en Traducción científica y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s