Elena Ferrante y su saga

Acabo de terminar el último libro de la tetralogía Dos amigas, de Elena Ferrante, traducida por Celia Filipetto. Ya sé que voy con bastante retraso, pero las cosas van como van. Me ha encantado. Es de este tipo de literatura fascinante que te engancha de una forma suave, no devoradora; quieres seguir leyendo despacio, no quieres que se acabe nunca el libro, que te siga deleitando. Así que os recomiendo su lectura si, como yo, vais con retraso respecto a su publicación. Los cuatro libros de la saga son, por orden: La amiga estupenda, un mal nombre, las deudas del cuerpo y La niña perdida, publicadas en español desde 2012 hasta 2016. El éxito de la saga ha sido mundial, incluso se ha pasado a la pantalla en una serie de HBO que parece que este año estrenará su segunda temporada (segundo libro). ¡Habrá que ver la primera temporada!

La obra cuenta la historia de dos amigas, Elena y Lila, que viven en un barrio pobre de Nápoles, de origen humilde. Empieza en la infancia y sigue hasta la edad más que madura, casi la vejez. A lo largo de las páginas, se va definiendo en profundidad la personalidad de cada una, muy diferente, así como de los abundantes personajes que se relacionan con ellas, sus padres, sus amigos y amigas, otros familiares, etc. Sus vidas y su amistad pasan por diversos altibajos y vicisitudes, pero siguen adelante, cada una a su manera. Elena es la narradora de la historia, todo lo vemos a través de sus ojos. A la vez, se desgrana la historia de un barrio, una ciudad, un país y un mundo difícil para la mujer, sobre todo pobre. El fascismo, la camorra, el inicio de la lucha feminista y sindical marcan intensamente la vida de unos personajes, otros simplemente hacen lo que pueden por sobrevivir. Bueno, no os cuento más…

Elena Ferrante es el pseudónimo de una escritora italiana que quiere mantenerse en el anonimato, así que no diremos nada más de ella en este sentido, entre otras cosas, porque todo son especulaciones. Tiene otras obras de ficción, como El amor molesto, traducida por Juana Bignozzi, Los días del abandono, traducida por Nieves Pérez Burell, también llevada al cine, y La hija oscura, traducida por Edgardo Dobry. En 2020, se publicará su última novela, La vida mentirosa de los adultos. También ha escrito algunos ensayos.

Celia Fipipetto es la traductora de la saga Dos amigas. Una excelente profesional que traduce del italiano, el inglés y el catalán. Ha traducido a autores como Vittorio Gassman, Natalia Ginzburg, Ring y James Thurber, entre otros muchos. No os perdáis esta entrevista que publicó La Vanguardia, sobre la traducción de la obra de Elena Ferrante.

No puedo evitar dejaros una frase del último libro de la saga que me ha gustado: «Toda relación intensa entre seres humanos está plagada de cepos y si se quiere que dure hay que aprender a esquivarlos».

Publicado en Lecturas recomendadas, Traducción literaria | Etiquetado , , | 2 comentarios

¿Qué es un piconero?

Un piconero o una piconera es una persona que vende o fabrica picón. ¿Y qué es el picón? Pues un carbón vegetal fabricado mediante la combustión incompleta de ramas de olivo, encina, jara, pino, etc. Es de pequeño tamaño y se usa especialmente para los braseros, esos que se colocaban debajo de la mesa para calentarse los pies. Se utilizaba mucho para calentarse en buena parte de España hace ya muchos años, pero parece que la crisis económica favoreció su regreso, con el consiguiente riesgo de intoxicación por CO si no se tiene la precaución de ventilar la habitación de vez en cuando.

El arte ha sido el que me ha descubierto estas palabras, que no conocía. ¡Ignorante que es una! Julio Romero de Torres (1874-1930) pintó un cuadro que se llama justamente La chiquita piconera, que tuve ocasión de ver en el Museo Julio Romero de Torres de Córdoba. Lo pintó ya al final de su vida, en su madurez artística. Representa a una muchacha sentada en una silla que remueve con la badila el picón de un brasero. Al fondo, un tanto oscuro por el anochecer, se puede ver una imagen de su Córdoba natal, el puente romano sobre el Guadalquivir, la torre de la Calahorra… Maravilloso. Vale la pena visitar este museo y también esta ciudad, Córdoba.

Publicado en Cine, música y arte | Etiquetado , | Deja un comentario

Nuevas ediciones de los clásicos chinos

¡Qué alegría me he llevado! Hace casi exactamente seis años, publiqué una entrada en este blog llamada «Las cuatro obras más importantes de la literatura clásica china». En esta entrada, me quejaba de la falta de traducciones de obras chinas, clásicas o modernas. En aquel momento, había traducciones de tres de estas cuatro obras, pero viejecitas y muy difíciles de encontrar. Una lástima, porque, Sueño de las mansiones rojas, de Cao Xueqin, la única que había leído en aquel momento, traducida por Mirko Láuer, un gran traductor de origen checo-peruano, para Ediciones en Lenguas Extranjeras de Pequín, me pareció una auténtica delicia. Hoy he decidido ver si la situación ha mejorado. ¡Y así es, al menos un poco!

La última edición de Sueño en el pabellón rojo, traducida del chino (al parecer, la de Mirko Láuer se había traducido del inglés), data de 2018 (Galaxia Gutenberg) y es fácil de encontrar, publicada en dos volúmenes. Su traductor, Zhao Zhenjiang, la tradujo en 1988, con la ayuda de José Antonio García Sánchez y Alicia Relinque Eleta. Nos lo cuenta con todo detalle Zhimeng Bai en su tesis de fin de máster de la Universidad Autónoma de Barcelona, realmente interesante. ¡Por fin! ¡Me lo pido para Reyes!

La última edición de Viaje al oeste: las aventuras del rey mono, anónimo del siglo XVI, es de 2019. La edita Siruela, traducida del chino por Enrique P. Gatón e Imelda Huang Wang, con prólogo de Jesús Ferrero. Tiene más de 2000 páginas, o sea que hay lectura asegurada para un buen rato y diversión también.

La última edición de A orillas del agua es de 2010, publicada por Ediciones en Lenguas Extranjeras de Pequín, en cinco volúmenes, bilingüe. ¡Los editores españoles no se atreven, al parecer!

Romance de los tres reinos, de Luo Guanzhong, tiene una traducción parcial muy reciente. ¡Fantástico! Es de 2019, publicada por La Esfera de los Libros con el nombre de El romance de los tres reinos. La batalla del acantilado rojo y traducida por Ricardo Cebrían Salé. Es solo una parte de la obra completa, lástima. Parece que existe una traducción en cuatro volúmenes, de una editorial del Reino Unido, que se vende en Amazon, pero no he encontrado mucha información. No sé si se ha traducido del inglés o del chino. Habrá que esperar que La Esfera de los Libros traduzca la obra entera.

Esperemos que otras editoriales se decidan a traducir obras literarias chinas y completen las traducciones que faltan de sus obras clásicas. Mientras esperamos, tenemos estas nuevas ediciones para ir tirando.

Publicado en Lecturas recomendadas, Traducción literaria | Etiquetado | Deja un comentario

Adjetivos en medicina

A los traductores, a veces nos viene bien conocer el adjetivo que corresponde a un sustantivo, para traducir una frase de otra manera, por ejemplo. Si me han salido muchas «caras» o «cabezas» en una traducción, me puede interesar saber que el adjetivo de «cara» es «facial» y que el adjetivo de «cabeza» es «cefálico/a». ¿De qué es adjetivo «craneal»? Pues de «cráneo», que no es lo mismo que «cabeza». Vamos a estudiar un poco más algunos adjetivos que se manejan en medicina.

En algunas ocasiones, la formación de un adjetivo a partir de un sustantivo es simple, se trata solo de añadir un sufijo como ocurre en la lengua general: de «cáncer» surge «canceroso/a» o de «oncología», «oncológico/a». Otras veces, las cosas no son tan fáciles, porque el adjetivo no se parece al sustantivo, se ha formado por otra vía. Vamos a intentar hacer una lista de los adjetivos formados a partir de un sustantivo en medicina. A veces, nos encontraremos con varios adjetivos que surgen del mismo sustantivo, aunque es posible que no se utilicen de la misma manera e incluso que tengan significados diferentes, según el contexto.

Vamos a empezar por los sustantivos que hacen referencia a la anatomía humana:

  • abdomen → abdominal
  • arteria → arterial
  • articulación → articular
  • bazo → esplénico/a
  • boca → bucal; estomático/a; oral
  • cabello → capilar
  • capilar → capilar
  • cardias → cardial
  • ceja → superciliar
  • cerebelo → cerebeloso/a
  • cerebro → cerebral
  • clavícula → clavicular
  • codo → cubital
  • colon → cólico/a; colónico/a
  • conjuntiva → conjuntival
  • corazón → cardíaco/a
  • coroides → coroideo/a
  • costilla → costal
  • cúbito → cubital; ulnar
  • dedo → dactilar; digital
  • dentina → dentinario/a; dentinal
  • dermis → dérmico/a
  • diente → dental; dentario/a
  • duodeno → duodenal
  • encéfalo → encefálico/a
  • encía → gingival
  • epidermis → epidérmico/a
  • escápula → escapular
  • esófago → esofágico/a
  • espalda → dorsal
  • esternón → esternal
  • estómago → gástrico/a; estomacal
  • fémur → femoral
  • ganglio → ganglionar
  • garganta → gutural
  • hígado → hepático/a; hepatógeno/a
  • hipodermis → hipodérmico/a; subcutáneo/a; subdérmico/a
  • hueso → óseo/a
  • húmero → humeral
  • íleon → ileal
  • incisivo → incisivo/a
  • iris → iridiano/a
  • laringe → laríngeo/a
  • lengua → lingual
  • mejilla → malar; yugal; geniano/a
  • mesenterio → mesentérico/a
  • muela → molar
  • músculo → muscular
  • muslo → crural; femoral
  • nariz → nasal
  • nervio → neural; nervioso
  • nuca → nucal
  • oído → ótico/a; auricular; aural
  • ojo → ocular; oftálmico/a; óptico/a
  • oreja → auricular; aural
  • paladar → palatino/a
  • palatino (hueso) → palatino/a
  • pantorrilla → sural
  • párpado → palpebral
  • pelo → piloso/a
  • peroné → peroneo/a; peroneal; fibular
  • pestaña → ciliar
  • pie → pedio/a; podal; podálico/a
  • piel → cutáneo/a; dérmico/a
  • pulmón → pulmonar
  • pupila → pupilar
  • radio → radial
  • retina → retiniano/a
  • riñón → renal; nefrógeno/a; néfrico/a
  • rodilla → genicular
  • rótula → rotuliano/a; patelar
  • tibia → tibial
  • tráquea → traqueal
  • uña → ungueal
  • úvula → uvular; estafilino/a
  • vello → velloso/a
  • vena → venoso/a
  • vértebra → vertebral
  • yeyuno → yeyunal

Buf, esto no se acaba nunca, hay muchos más adjetivos que podríamos listar, pero ya tenéis una idea de cómo funciona el asunto. En el Diccionario de términos médicos, está indicado el adjetivo que corresponde a algunos sustantivos, lo cual facilita mucho las cosas.

Publicado en Traducción científica | Etiquetado | 2 comentarios

La revista Vasos comunicantes

¡Qué revistaza! ¡Ahora en versión digital de consulta muy agradable y práctica! ¿Qué es Vasos comunicantes? Los traductores de ACEtt seguro que la conocen, porque es una revista de traducción editada por esta asociación de traductores de libros. Se publicaba en papel desde 1993, para los socios, aunque más tarde se pudieron consultar los PDF en línea, gratuitamente. ¡Ahora todos podemos disfrutar de ella más fácilmente en esta nueva versión digital! ¡Y vale la pena!

La revista se ha transformado recientemente en un sitio web, con diferentes secciones. La portada, con los últimos artículos publicados, artículos de números antiguos interesantes y la información de contacto para las personas que quieran mandar su artículo. Las siguientes pestañas dan acceso a los editoriales, los artículos, las entrevistas, las reseñas (libros traducidos y críticas), una miscelánea (juegos de palabras, textos traducidos y centón), la hemeroteca, con acceso a los números anteriores, y la pestaña «Nosotros», con información sobre los directores de la revista y el consejo de redacción.

Los artículos son realmente de una gran calidad, escritos por traductores o profesionales de la lengua, que hablan de traducción, de libros, de lengua… Por ejemplo, no os perdáis este artículo de Carlos Mayor, que da mucho que pensar sobre la manera de plantearnos la traducción de un libro. Este de Celia Filipetto tampoco tiene desperdicio: ¿cómo nos enfrentamos al hecho de que los lectores de nuestra traducción al castellano pueden ser españoles, pero también de otros países de lengua castellana? ¿Existe el castellano neutro? En este otro, Joaquín Garrigós nos habla de su traducción del rumano de una novela, El encuentro, de Gabriela Adamesteanu, e incluso se pueden leer algunas páginas.

En artículos antiguos, nos encontramos con sorpresas, como esta crítica escrita por José Martínez de Sousa del Diccionario crítico de dudas inglés-español de medicina, de Fernando A. Navarro, al que conocemos y apreciamos mucho los traductores médicos. El artículo hace tiempo que se escribió, ahora este maravilloso diccionario ha crecido mucho y ya no se edita en papel, se consulta en línea y es imprescindible.

En fin, ya lo veréis vosotros mismos. Hay un montón de artículos interesantes para pasar un buen rato cada día hojeando virtualmente esta revista, que cada semana saca alguna cosa nueva, siempre de gran calidad, sobre traductores, traducciones, libros, lengua… Los directores (Carmen Francí y Arturo Peral) y el consejo de redacción (Carlos Gumpert, Belén Santana y Paula Zumalacárregui) hacen un trabajo excelente, para placer de todos. ¡Felicidades! Nosotros, los lectores, no dejaremos de dar a conocer esta revista a nuestros colegas, a través de las redes, por ejemplo. ¡Buena lectura!

 

 

Publicado en Traducción literaria | Etiquetado | Deja un comentario

¿Grave o severo?

No es lo mismo, aunque tenemos la desgracia de que el término «severo» se parece al inglés severe. Por eso, muchos profesionales e incluso traductores aplican la palabra «severa» a una enfermedad, por ejemplo. Una enfermedad grave se convierte en una enfermedad severa. Un paciente tiene síntomas severos… Los franceses tampoco se quedan atrás y muchas veces utilizan el término sévère para referirse a una enfermedad.

¿Qué dicen los diccionarios? El DRAE dice de «severo»:

  • 1. adj. Riguroso, áspero, duro en el trato o el castigo.
  • 2. adj. Exacto y rígido en la observancia de una ley, un precepto o una regla.
  • 3. adj. Dicho de una estación del año: Que tiene temperaturas extremas. El invierno ha sido severo.

Ninguna de las tres acepciones parece poder aplicarse a una enfermedad, ¿verdad? Las dos primeras se aplican a personas; la tercera, a las estaciones del año.

Veamos ahora qué dice el Diccionario de términos médicos:

  • 1 [ingl. severe] adj. Serio, austero.
  • 2 [ingl. strict] adj. Exigente en el cumplimiento de las normas o de la disciplina.
  • OBS.: Es cada vez más frecuente encontrar médicos que utilizan en español el anglicismo “severo” con el sentido de “grave”, “intenso” o “fuerte”, pero este uso suscita fuerte rechazo entre la mayor parte de los hablantes, incluida buena parte de la clase médica.

¿Qué ocurre con la palabra francesa sévère? Veamos lo que dice el Petit Robert:

  • 1 (Personnes) Qui n’admet pas qu’on manque à la règle; prompt à punir ou à blâmer. Þ dur, exigeant, strict, fam. vache. Des parents sévères. Le juge s’est montré très sévère. Þ impitoyable. « elle était sévère pour les autres; elle n’admettait aucune faute » (R. Rolland). Sévère avec les autres et avec soi-même. — Un ton, un regard, un visage sévère.
    (Choses) Qui punit durement, blâme sans indulgence. Un verdict sévère. Adresser de sévères critiques à qqn.
    – Très rigoureux, très strict. « Elle gérait avec une sévère économie son modique avoir » (France). Des mesures sévères. Þ draconien. Faire un régime sévère. Þ strict.
  • 2 Qui impose par la gravité, le sérieux. Þ grave. « l’aspect un peu sévère de la femme, le sérieux de sa physionomie » (Goncourt).
    – Qui se caractérise par l’absence d’ornement. Þ austère, dépouillé. « d’une élégance un peu sèche et sévère » (Martin du Gard). Le style dorique est sévère.
  • 3 (1914; angl. severe) Très grave, très difficile. L’ennemi a essuyé des pertes sévères. Þ lourd. « J’ai une lutte sévère à mener contre la police » (Romains).

No parece que se pueda aplicar tampoco a una enfermedad o un síntoma. Así que mejor utilizamos el término «grave» si nos referimos a una enfermedad o un síntoma: una enfermedad es grave, un enfermo tiene síntomas graves, el Ébola es una enfermedad grave. Lo mismo ocurre con la gravedad y la severidad. Podemos hablar de la gravedad de una enfermedad, pero no de la severidad de una enfermedad. Un enfermo puede ser severo, eso sí, y un médico también, pero eso no tiene nada que ver con la enfermedad, sino con su forma de ser.

Publicado en Traducción científica, Traducción literaria | Etiquetado | Deja un comentario

Los instrumentos de la orquesta

Me gusta la música clásica; me gusta asistir a conciertos y también escucharla en casa, sin ningún motivo o con una excusa, sobre todo cuando el vecinito de arriba decide tirarlo todo, arrastrarlo todo o ponerse a berrear, o cuando la vecina de abajo se pone a gritarle a su sordo padre. Nuestro oficio de traductores nos permite escuchar música en cualquier momento, siempre que no nos distraiga, claro. Para nosotros, también es importante conocer cuantos más aspectos mejor de todo lo relacionado con la música, porque nunca se sabe cuándo nos encontraremos con una referencia a este fascinante mundo o ante un protagonista de la novela que estamos traduciendo que toca el violín en una orquesta. Así que vamos a ver qué instrumentos forman una orquesta sinfónica y su correspondiente traducción al francés.

Ante todo, hemos de considerar que estos instrumentos, sean los que sean, tienen el objetivo de producir un sonido, por diferentes mecanismos según el tipo de instrumento (viento, percusión o cuerda). El sonido es una onda que se transmite por un medio material, es decir, no se transmite en el vacío. En el caso de la música, la onda sonora hace vibrar el aire y esta vibración se transmite por los diferentes elementos del oído hasta que se genera un impulso nervioso que llega al cerebro. ¡Fascinante! La física del sonido también es muy interesante y bastante fácil de entender.

Instrumentos de viento madera

Se llaman así porque originariamente eran de madera, pero actualmente también se fabrican de metal y, por ello, el nombre refleja más la manera en que se produce el sonido que el material del instrumento. En los instrumentos de viento madera, el sonido se produce debido a la vibración del aire en el propio instrumento, no en los labios del músico, como ocurre en los instrumentos de viento metal. Producen un sonido más suave que los de viento metal.

Flauta

*********

Flautín

*********

Oboe

 

 

*********

Clarinete

*********

Fagot

*********

Saxofón

*********

Instrumentos de viento metal

El origen de estos instrumentos está en los cuernos de animales, caracolas y otros elementos de la naturaleza que se utilizaban antiguamente en diversas circunstancias para producir sonidos (caza, rituales, entierros…). Tienen una boquilla por la que se sopla. El sonido que producen depende de la vibración de los labios del músico, a diferencia de lo que ocurre con los instrumentos de viento madera. Esto hace que el músico controle más la música que produce y pueda lucir sus habilidades en mayor medida que con los instrumentos de viento madera.

Trompeta

*********

Trompa

*********

Trombón

*********

Tuba

*********

Instrumentos de percusión (idiófonos y membráfonos)

Este tipo de instrumentos producen el sonido cuando se golpean o se agitan de alguna manera. Según el material que se golpea y con el que se golpea, el sonido puede variar mucho. Se pueden golpear con la mano, con una baqueta o entre sí, o también sacudirse. Seguramente forman parte de los instrumentos más antiguos utilizados, por su facilidad de uso. Son muy variados.

Castañuelas

*********

Claves

*********

Platillos

*********

Látigo

*********

Triángulo

*********

Caja china

*********

Xilófono

*********

Gong

*********

Celesta

*********

Glockenspiel

*********

Cascabeles

*********

Sonajas

*********

Caja

*********

Guimbarda

*********

Armónica de cristal

*********

Bombo

*********

Mirlitón

*********

Instrumentos de cuerda (cuerda frotada, cuerda pulsada y cuerda percutida)

En este tipo de instrumentos, el sonido se produce mediante la vibración de una o más cuerdas, que se amplifica en una caja de resonancia de diferentes tamaños y formas. Según el instrumento, la vibración se genera al frotar, pulsar o percutir. En una orquesta, se habla de «cuerdas» para referirse a los instrumentos de cuerda frotada, que son los violines, la violas, los violonchelos y los contrabajos.

Violín

*********

Viola

*********

Violonchelo

*********

Contrabajo

*********

Arpa

*********

Piano

*********

La orquesta puede incluir otros instrumentos, según la música que toque, pero estos son los esenciales. Hay que tener en cuenta también que estos instrumentos están colocados de una manera concreta en el espacio.

¿Qué tal escuchar un concierto maravilloso? Podéis aprovechar para identificar algunos de los instrumentos que hemos mencionado.

Publicado en Cine, música y arte | Etiquetado , | Deja un comentario